martes, 23 de diciembre de 2014

LO BUENO ES COSA DE POCOS

No se por que demonios tenia metido en la cabeza la idea,  desde la 1/2 de Burgo de Osma, de que la de Córdoba sería una carrera con asistencia multitudinaria de la Marcha Nórdica( multitudinaria para mi en este deporte sería por encima de la cincuentena). No sabía lo equivocado que estaba. Fue una sorpresa cuando Qanzio nos informó del numero de participantes: nueve, diez a lo sumo. Y con las lesiones la cosa quedó en ocho. !Ocho!

Cuando llegué a Córdoba el sábado por la tarde y me encontré, buscando el hotel, ante las bellas columnas del templo  de Trajano  me vino a la mente el horaciano dicho romano: " Lo bueno es cosa de pocos". Nunca mas verdad .Iba a tener la fortuna de marchar con los mejores(exceptuando, claro está ,  lesionados ).Los mejores en resultados ,pero también los mejores en voluntad ,tenacidad  y ánimo. Todo un privilegio.

Sábado. Nos encontramos a eso de las 19horas en la Plaza de Las Tendillas, ya estaban allí todos los participantes y sus acompañantes. Un pequeño paseo por las  callejuelas y plazuelas recónditas  de esta bella ciudad y enseguida  a cenar al restaurante. Amena charla y tiempo para conocernos .Luego vuelta al hotel y a  descansar para mañana. Ya corría en mi interior ese reguerillo de excitación antes de la prueba . que aumentaba según preparaba la vestimenta y los trastos de marchar y sobre la silla quedaban colocados.

Domingo. Diana a las 7h30 ducha y a vestirse .Liturgia , momentos de concentración y gravedad que culminan con la colocación del dorsal .Ya está, corro con el 3846. Me asaltan los pensamientos de última hora ¿estaré a la altura ? ¿serán suficientes las horas dedicadas a entrenar o me debería haber esforzado mas? pero agarro los bastones  y vuelve la energía .Estoy en Córdoba  me encuentro bien y con ganas de darlo todo

Desayuno en el hotel y allí me encuentro con Faustino que con sus padres estaban alojados también en el mismo hotel , y ya en la puerta nos encontramos con Regina, radiante, como siempre , y con Santiago ,su chico  con su cámara dispuesta para inmortalizar el evento. Marchamos ,ilusionados como críos ,hacia el punto de encuentro con los demás Wallkers, cerca de l punto de salida (La prueba de Córdoba tiene de diferencia con otras en que salimos del kilometro 11 y pico del recorrido oficial). Nos encontramos con los demás que van llegando. Qanzio,  José Luis Rey, las animosas chicas de Palencia Anabel y Marisa y por último aparece Piri  de Cartagena .Llega el juez  y nos encaminamos al punto exacto de salida, se tiende la cinta sobre el pavimento y nos ponemos a calentar; son sobre las 10h, la 1/2maraton habrá ya comenzado pero aún tardarán unos 40 minutos en llegar  al 11k ,nuestro punto de salida.  Calentamientos, momentos de concentración,  de hacerse fotografías. Momentos entrañables y excitantes a la vez. Un grupo majo.

La salida. Por fin pasa el coche de la cabeza de carrera y tras él las motos y los primeros corredores ,se hace un pequeño hueco que el juez aprovecha  para ponernos en salida y dar el pistoletazo. !Pum! . La carrera ha comenzado .Mi intención es estar con los de cabeza, no dejarlos que tomen  espacio , que vean que estoy con ellos, a aguantarlos,  a ver cuanto de fuertes son y cuanto están dispuestos a pagar;  Pienso que  no es buena estrategia ,hay mucha carrera y las batallas definitivas se ganan hacia el final, pero necesito conocerlos, ver "en primera fila " como corren , cual es su técnica, saber  como se comportan en el ataque. Voy de "voiyeur". Aunque sacrifique esta carrera aprenderé de los más preparados y me servirá para las próximas. Yo me encuentro fuerte y lo único que espero es que mis piernas respondan y no me empiecen a doler los músculos de la pierna.

Regina y José Luis salen como un tiro, Piri salta detrás y yo pegado a él   los primeros metros corremos muy ajustados compitiendo fuerte desde el principio. Vamos prácticamente los cuatro en fondo , José Luis se abre por la izquierda forzando mucho, su capacidad de arranque es formidable, enseguida nos saca un  metro , Regina pegada a él se acopla a su ritmo, Piri y yo no tenemos ninguna intención de dejarlos ir  pero la disputa se interrumpe pues José Luis es desplazado de un codazo por la cabeza de un grupo de corredores que piden paso , ya viene el grueso de corredores en bloque, nos vemos obligados a marchar  en el borde de la calzada y en fila india durante los primeros kilómetros y aunque marchamos deprisa ya no habrá disputa de la buena y ahí se pierde una emocionante oportunidad. Correcto, al fin y al cabo no somos mas que invitados  en una fiesta ajena, y para mas seguridad de que no haya desmadres llevamos atrás a Qanzio gritándonos, cual pepito grillo,  que nos mantengamos a la derecha  y conservemos la fila. Correr en fila india  es un castigo  pues pierdes la concentración repartida en parte en marchar y en parte en no toparte  y que te desplacen o pierdas el equilibrio, con los corredores que  pasan  en grupos muy abigarrados,  obligándote a marchar con los bastones muy paralelos a la dirección de marcha sin poderlos inclinar hacia fuera por peligro de que alguno de tropiece con ellos  y se produzca una lesión grave. Se pierde la concentración y baja el ritmo. Mas no importa, los contratiempos enriquecen la lucha.

Pasan los primeros kilómetros y en fila  pero muy deprisa José Luis y Regina, poco a poco empiezan a distanciarse, Piri  trata de no despegarse de ellos y yo de no despegarme de Piri. Malo,me ha empezado a doler el musculo de la pierna izquierda y empiezo a perder ritmo. Quiero forzar, sé que cuando el músculo se caliente dejaré de sentir dolor. Pero  no lo voy a hacer ,no quiero lesionarme. Para cuando ha pasado el grueso del pelotón  y la carrera empieza a abrirse José Luis y Regina han conseguido abrir hueco y ya marchan a una veintena de metros por delante. Van como las ruedas bieladas de una locomotora de vapor ,el mismo ritmo los mismos movimientos, lanzados ,a todo trapo. Trato de ir pegado a Piri con la esperanza de ir relajando el músculo hasta que se caliente lo suficiente. Pero el ritmo es muy fuerte y Piri va muy bien, yo no voy nada de bien y lo que es peor aun queda toda la carrera por andar. Así que lentamente pero inexorablemente voy perdiendo velocidad y Piri se pira y yo he de conformarme . Bajo el ritmo e intento relajar al musculo ,luego si me recupero podré intentar remontar.

Nuevo imprevisto: por el rabillo del ojo veo a Qanzio que viene a toda leche por el lado izquierdo de la calzada, intento aguantarle, seguir su ritmo pero aunque me esfuerzo y olvido el dolor y trato de concentrarme, las piernas no responden. No pasa nada hay que afrontarlo .Yo sigo mi plan B relajar ,calentar y cuando esté recuperado remontar  como si mal viento me llevara.
Pasan los kilómetros  y voy en solitario disfrutando . El esfuerzo físico y la concentración lo absorbe todo, marcho un tanto enajenado de mis sentidos , como en una película muda .Mucha gente animando por todo el recorrido y muchos corredores  mayores ,jóvenes  parejas ,grupos de amigos .Toda una fiesta del deporte. No miro atrás pero sé que Faustino viene muy cerca . No debo distraerme, he de concentrarme. 

Último avituallamiento de agua , quedan 3,5 km yo voy ya muy recuperado ,casi no me duele,  subo el ritmo  y veo que puedo,  trato de acelerar paso a algunos  corredores  que van muy lentos o desfondados pero aún así no consigo ver a ningún walker  adelante. Voy sudando como una fuente , a chorros .Ya solo me queda acelerar para hacer una buena marca que supere la del Burgo de Osma.

La meta. Enfilo  el puente , desde hace un kilómetro hay mucha gente agolpada a un lado y a otro del recorrido animando; los corredores se emocionan, muchos van ya abrazados  para entrar juntos en meta , algunos se presignan ,  otros mascullan algo mientras se les saltan las lagrimas de emoción. Me dejo llevar yo también .Cruzo la meta con mis bastones . Lo he conseguido , lo he conseguido otra vez.

Final, En medio de la turbamulta de corredores todos sudorosos todos cansados y satisfechos  me voy encontrando con mis compañeros ,estrechar las manos con unos ,abrazarme con otros  ,besos a otras ,felicitarnos  ,fotografiarnos ,en fin el ritual propio de un grupo de personas  con las que comparto la práctica de un deporte maravilloso: La Marcha Nórdica. Así fue Córdoba y así espero que siga siendo en otras pruebas en el futuro.

IGNACIO JAVIER ESPERANZA

No hay comentarios:

Publicar un comentario