martes, 22 de julio de 2014

XV MEDIA MARATÓN EL BURGO DE OSMA

III NORDIC WALKING

Después de semanas de mail con la gente que va a asistir, con los que no pueden o se han rajado, con la promoción de la prueba, con la desilusión de no poder estar a tope como en años anteriores por haberte tragado un bolardo, por la contrariedad de que tu compañero de entrenamiento no podrá echarte una mano porque también ha tenido un accidente en la ducha, llega el día de partir hacia El Burgo de Osma y aunque sabes que no lo vas a poder darlo todo,como en ediciones anteriores, porque físicamente no puedes, al menos te queda el consuelo de echar un buen rato con los amigos.

8 de la mañana salgo de Logroño, con un tiempo asqueroso que se va poniendo peor a medida que subo hacia Piqueras. Atravieso el túnel y el termostato del coche me da 6º en el exterior. Pasado éste, el tiempo va mejorando y pasado Barrio Martín se adivina el buen tiempo en la llanura Soriana. Para variar, me equivoco en la salida y tengo que dar una pequeña vuelta hasta encontrar una rotonda. Subsanado el error tomo la carretera hacia el Burgo y hago la consabida parada en Villaciervos para tomar un café y fumarme mi medio cigarrito. Calentado el cuerpo y dado sustento al pulmón prosigo mi viaje hacia destino.

Sobre las 10:30 llego al hotel. Mientras descargo el equipaje y los palos llamo a Mariano que estaba desde el viernes. Quedamos en el hotel para las 11; así le daba a el tiempo de acabar sus compras y a mí de instalarme. Como somos gente de orden y puntuales, a la hora acordada nos encontramos, después de 2 años, en la puerta de hotel. Saludos, etc, etc y lo primero que acordamos fue ir a recoger las bolsas del corredor así no tendríamos que aguantar colas y poder escoger con tranquilidad la talla de la camiseta.

Al llegar al edificio no había nadie por lo que tomamos por asalto ya que tenía que recoger varias bolsas de la gente que iba a llegar un poco tarde. Estaba por allí Jesús Valentín y nos hicimos la consabida foto. Para más I.N.R.I. el cabrito me dijo, con un pelín de cachondeo, que en breves momentos iban a llevar las cestas que se sortearían y por mucho que quiero nunca me tocan. Joder, este año mejores y más vistosas que nunca. Vuelta al hotel para dejar la bolsa del corredor (bolsa de rafia apta para llevar al super, dorsal, naturalmente, camiseta técnica, botella de Rivera del Duero, brick de caldo Aneto y otros pequeños detalles).

Como ya era hora de empezar a hidratarnos nos metimos en El Círculo a tomarnos una cañita y unos torreznitos. La conversación tranquila duró menos de media hora. A partir de ese momento empezó a “que de sonar y que de sonar el mancuentro”. Jorge que si llegaba a tal hora. José Luis el de Palencia que estaba allí, Coco que había retención a la salida de Madrid, Regina y Santiago. Vamos juntando gente al grupo, Faustino y sus padres, Bernabé y Pilar..., y, lógicamente a hablar de Nordic. Granito a granito éramos casi una manifestación de personal que se iba sumando.

2 de la tarde; hora de comer. Jesús Valentín nos había conseguido un menú muy apañadito por 10€ en el Capitol. A la mesa : Jesús (agradecerle que después de la mala vida que se estaba llevando tuviese la deferencia de comer con nosotros). Mariano, Bernabé y Pilar, Coco, Faustino y sus padres, Regina y Santiago, José Luis Rey, Basilio y yo. Javier Esperanza y la mujer se tuvieron que quedar fuera ya que llevaban al perro y al pobre animal no le permitieron entrar. Tema primordial de la comida: carrera y nordic.

Tras jincarnos lo pedido por cada uno, Jesús y Faustino fueron lo suficientemente inteligentes como para irse a descansar un rato. La cuadrilla del nordic marchamos a la plaza de la catedral a tomar un café y de paso echarnos unas risas a costa de los modelitos que llevaban las asistentes a una boda de “copete”. Estaba fundido pero no era cuestión de dejar al personal tirado. Por fin, alguien dijo algo de descansar y creo que todos lo queríamos. Vuelta al hotel, prácticamente, todos estábamos en el Río Ucero. Entrega de bastones a Regina Bernabé y Pilar. Aparece Jorge con los roller y...........el camarote de los hermanos Marx.

Cuando creía que me iba a tumbar un rato llama mi amigo Javier Panizo que acababa de llegar y dónde podía regoger el dorsal.Ya puesto, a charlar un rato ya que no lo veía desde la media maratón de Córdoba de noviembre. El tiempo pasa y cuando decidimos descansar un rato y estoy abriendo la puerta de la habitación me llama el Benemérito (se había olvidado las zapatillas y me las había pasado su hijo). Total que entre pitos y flautas eran las 18:20 cuando estaba entrando en la habitación. Ni estirar ni hostias porque habíamos quedado a las 7 para hacernos unas fotos . Ducha rápida de contrastes y a vestirse de faena. Puedo prometer y prometo que el año próximo a las 3 = 15:00, siendo generoso, desconecto el teléfono y no estoy PARA NADIE.

Fuimos bajando al parking del hotel para encaminarnos todos juntoa a la línea de salida. Van apareciendo todos, incluso lo missing: Benito, Amalia, Prax, Mª José... Le paso la cámara al hijo de Javier para que nos hiciese unas frontales para montajes. Pasada para la posterioridad, estiramientos varios y noto, detecto el miedo de los novatos y el nerviosismo de los veteranos. Además la presencia de Bernabé IMPONE y mucho. No todos los días tienes el lujo de tener a tu lado a un PAYO RANGERS con varios records del mundo. ¡Qué leche, un honor y una responsabilidad de la ÖXTIA!.


7:30 de la tarde. Antes del inicio de la prueba se guarda un minuto de silencio por el hermano de uno de los organizadores y persona vinculada al CAP que falleció recientemente de cáncer. Transcurrido ese minuto pistoletazo de partida y con los walkers a la cola empieza nuestra andadura. Salgo desde atrás y veo que se escapan Bernabé, Jorge y Regina. Lo primero que pensé fue que esta muchacha se iba a dar el castañazo y que en 4 ó 5 km recogeríamos su cadáver deportivo -equivocación total-. Sin darme cuenta voy adelantando a gente y sólo iban por delante los tres mencionados y José Luis Rey aunque Coco no tarda en pasarme y le digo que no deje que le saquen demasiada ventaja.

Estaba progresando, recortaba distancias con José Luis cuando mi rodilla, con vida propia, me dijo que hasta aquí habíamos llegado. Abandonar?, Impensable. Loúnico que se me ocurrió es hacerle un pequeño chantaje emocional y proponerle, por escrito si hacía falta que SI NO LE DABA MUY MALA VIDA, ELLA ME DEJABA TERMINAR LA PRUEBA. Parecía que una arrugilla sobresalió por el agujero de la rodillera y asintió. Por lo que bajé el ritmo a poco más de 8'/km. No fue ningún drama porque sabía que esto iba a pasar antes o después y mejor que fuese antes. A partir de ese momento me relajé y a disfrutar de la prueba. Me pasaron Benito, Fastino y Javier; sólo me quedaba desearles suerte y en ningún momento me pasó por la cabeza seguir su estela porque soy gente de palabra y tenía un trato con mi diablo del día.

Pasan los km y a un ritmo tranquilo disfruto de la gente que aplaude, de los chavales que solícitamente te pasan agua o esponjas, del señor que con la manguera nos resfreca según le hagamos la señal o no y sobre todo de mi mismo. Paso por última vez por el Puente Viejo y siento que la meta está cerca, muy cerca. Plaza de la Catedral, calle Mayor y el arco de meta cada vez más y más cerca hasta que me introduzo en el cajón de tiempos. Dicen mi nombre y escucho 1h 53'. Si ese tiempo me lo hubiesen dicho una semana antes; me tiro a lo LUIS SUÁREZ, al cuello del cronometrador (estábamos entrenando para 1'45 +/- 1') pero el sábado 12 de julio de 2014 me supo a gloria ya que suponía que había hecho más de 2h por lo larga que se me hizo la prueba.

La pierna derecha no se me sostenía (del dedo roto ni acordarme, porque me dolía más lo otro) pero antes de tirarme, literalmente, al suelo me abracé primero con MIELMANO COCO que me estaba esperando y luego con todos los que habían entrado y luego al suelo. En fotos me he visto que tenía una “carita” que si me ponen un cartelito seguro que sacaba para la gasolina para volver a casa.

Pasado un buen rato y con la ayuda de los bastones al hotel. Me senté en la ducha y premié a mi rodilla con un buen y prolongado baño de contraste aparte de tocamientos “puros”, faltaría más. Luego el resto del cuerpo. To maqueao y perfumaito (la “patita” también tuvo sus cremitas y aerosoles, ¡faltaría +) PA LA CALLE, aunque de buena gana me hubiese tirao en la cama hasta el día siguiente.

Llegamos a la plaza justo para la entrega de trofeos y ya podréis adivinar que NO ME TOCÓ ninguna de las cestas de dulces típicos del Burgo = QAGOENLAAAAAAAAA. Juntitos, para no perdernos, -hubo alguien que me sé que se perdió- nos encaminamos hacia el lunch. Pillamos una mesa y a dar cuenta de los productos que nos había preparado la organización. Tras despedir a los palentinos que volvían a casa nos fuimos a tomar la ÚRTIMA. Qué hasta qué hora? Pues las cosas del nordic se viven y no se cuentan. Sólo decir que los camareros estaban en la puerta por si nos dábamos por aludidos. Del domingo no cuento nada, el que quiera saber que vaya a Salamanca o el año próximo al Burgo.

Se me olvidaba, para los agonías que están TOERRRATO como “pollitos piones” y quién gano?, y quién ganó?, y quién ganó?. Vale, que me enterao a la primera!. Ganó, como era de esperar, Bernabé. Segundo, MIELMANO Coco Villa y tercera la walkeresa REGINA. Sí, una tía, pasaaaa. Aquella MUSHASHA de la que íbamos a recoger su cadáver deportivo. Pues aguantó como la campeona que es y pese a ser su primera prueba resistió con serenidad y sin perder los nervios el ataque final del gran José Luis Rey.



Por último agradecer a todos y cada uno de los walker's/walkeresas que hicieron un encuentro memorable y por supuesto a Jeús, Domingo y todos y cada uno de los que participaron en la organización de la prueba = CAP ARÉVACOS + VOLUNTARIOS (desde los que nos daban los dorsales, hasta los chavalillos del agua y las esponjas) que año tras año nos dejan participar y como le dije a Jesús´: “de aquí a unos años esto será una prueba de Nordic donde participen algunos corredores”. Gracias y nos vemos el segundo fin de semana de julio en EL BURGO DE OSMA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario